“Manos a la Huerta”

“Manos a la Huerta”

Datos del Proyecto

Organización: A.P.A.N.A (Asociación de Padres y Amigos de Niños y Adolescentes aminorados)
Provincia: Entre Ríos
Temática: Programas Educativos
Monto del Proyecto: 275.000

Descripción del Proyecto

Una huerta es importante porque en ella se pueden sembrar, cultivar y recolectar hortalizas, frutas y verduras, indispensables y útiles para el ser humano. Tener una huerta, trae ventajas para el ecosistema, porque mientras más plantas hay en el ambiente, mayores niveles de oxígeno se producirán como consecuencia de la tenencia de ellas.
Así mismo, los alimentos cultivados en una huerta, pueden ser de mayor calidad, más nutritivos, más sanos, sabrosos y con mejor aroma, y siempre da mayor satisfacción si nosotros los hacemos con nuestras propias manos.
El taller de huerta es uno de los espacios de capacitación laboral que ofrece la institución y que ha logrado sostenerse en el tiempo por más de 20 años. Del mismo participan jóvenes adultos con discapacidad de aproximadamente unos 20 años en adelante y donde se brindan los conocimientos básicos de la producción hortícola.
El presente proyecto pretende brindar los conocimientos y habilidades básicas para elaboración y obtención de plantines hortícolas, principalmente de hoja y frutos de estación de manera de acortar o acelerar el proceso de la siembra-planta y así obtener el producto más rápido, y de esta manera despertar el interés de tener la huerta propia, ya que hoy en día es un tema central el uso de agroquímicos, su trazabilidad y desconozcamos como se produjo. Que mejor remedio a esta situación es producir nuestro propio alimento, sano e inocuo para nuestra familia. Tener una huerta familiar es una costumbre que se fue perdiendo a lo largo del tiempo ya que nuestros abuelos y padres siempre fueron productores no solo de verdura, sino de afecto por compartir largos ratos con hijos y nietos .
Dicho proyecto le otorga a nuestros concurrentes una capacitación que puede ser útil para la vida diaria como sustento alimenticio pero además también para su posible inserción en el mercado laboral actual, introduciéndolos en la cultura del trabajo y a la integración social. Además, se busca contribuir a lograr la seguridad alimentaria de la población aledaña a la granja quienes carecen de recursos económicos para su subsistencia.
Si bien el taller se viene desarrollando desde hace varios años, no se cuenta con un invernadero que nos permita desarrollar sin obstáculos las labores cotidianas de la huerta y por consiguiente una capacitación continua, ya que los días de lluvia los concurrentes no pueden desempeñar las actividades o en invierno parte de la siembra se pierde debido a las heladas o continuas lluvias.

  • 214
    Shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciseis − 4 =