Una cocina para el Cottolengo

Compartí para dar a conocer este proyecto.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Una cocina para el Cottolengo

Datos del Proyecto

Organización: Pequeña Obra de la Divina Providencia
Provincia: Buenos Aires
Temática: Equipamiento
Monto del Proyecto: 436.000

Descripción del Proyecto

Desde hace más de 80 años en Argentina la Obra Don Orione brinda atención integral a más de 1500 personas con discapacidad y a alrededor de 500 niños en situación de calle. Realizamos nuestro compromiso cotidiano brindando amor, atención y esperanza mediante equipos interdisciplinarios que asisten, cuidan, rehabilitan y educan en un clima de familia.

En nuestra institución trabajamos a diario para favorecer la integración y el desarrollo de las potencialidades y crecimiento de personas que nuestro fundador llamaba “los más pobres entre los pobres”.

El Cottolengo Don Orione de Avellaneda, primera casa inaugurada en nuestro país en el año 1935, alberga 81 residentes con diversas patologías las cuales requieren en su mayoría intervención del área de nutrición a través de dietoterapias. Además, como parte de las actividades de promoción humana, dos veces por semana varias de las residentes realizan un taller de cocina con educación alimentaria, incorporando pautas y hábitos saludables.

Desde la cocina del Cottolengo se elaboran también las porciones destinadas al consumo del personal y la merienda brindada los fines de semana a los niños del barrio (en su mayoría de Villa Tranquila, que se encuentra contigua al Cottolengo) que asisten al oratorio.

Es profundamente necesario para el Cottolengo poder remodelar y reacondicionar nuestra cocina, y contar con el equipamiento apropiado a las necesidades de residentes, pues es herramienta fundamental para brindar el mayor cuidado posible y así continuar mejorando su calidad de vida.

Para votar por este proyecto debes ingresar con la Red Social de tu Preferencia. Facebook/Twitter/Linkedin

Compartí para dar a conocer este proyecto.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

3 comentarios en “Una cocina para el Cottolengo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *