Invertí en inteligencia. Ayudanos a prevenir y combatir la desnutrición infantil.

Compartí para dar a conocer este proyecto.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Invertí en inteligencia. Ayudanos a prevenir y combatir la desnutrición infantil.

Datos del Proyecto

Organización: Acompañar con Educación y Responsabilidad (ACER)
Provincia: Buenos Aires
Temática: Programas Alimenticios
Monto del Proyecto: 500.000

Descripción del Proyecto

Además de focalizar las actividades de tratamiento de los niños que están en situación de riesgo nutricional y/o social que están a cargo del Área de Pediatría y Estimulación, ACER se dedica a la formación y a la educación de las madres  para que ellas puedan colaborar activamente en la recuperación del niño y para que sus próximos hijos no sean desnutridos. Desde el Área de Nutrición se llevan a cabo diferentes actividades para realizar esta tarea a través de una metodología diseñada por CONIN e implementada en nuestros centros desde 2007 que queremos seguir sosteniéndolo en 2016.

El Programa de Nutrición es necesario en ambas comunidades (barrios pobres/ “villas de emergencia”) donde concentramos nuestra acción -La Cava y Villa Uruguay de San Isidro y Las Flores en Vicente López- porque el 50% de los niños controlados en las encuestas sufren de algún grado de desnutrición. A través del mismo, las madres reciben un curso sobre hábitos nutricionales saludables mientras que los niños son atendidos a través de un tratamiento personal específico e ingresados a programas de estimulación.

La desnutrición infantil no es sólo uno de los tantos síntomas de la pobreza, en algunos casos es su principal causa.

La debilidad mental que provoca, hace que el individuo que tiene su intelecto afectado, no sabe en el problema en que está y por lo tanto no tiende a salir del mismo.El desnutrido, cancela “diversos programas” (de defensa, de sodio, etc.) para ahorrar energía basal, pero de este modo aumenta su posibilidad de infecciones, de deshidratación, etc., potenciando la mortalidad. Otro aspecto de la desnutrición es que muchas veces está disfrazada como obesidad. La obesidad en la pobreza es generalmente expresión de desnutrición crónica. Al no ingerir alimentos adecuados (calidad y cantidad), el chico cesa su crecimiento (por un mecanismo hipotálamo-hipofisiario) y cuando vuelve a una dieta relativamente normal, ya no crece, se ensancha. La obesidad a su vez trae cardiopatías, hipertensión, diabetes tipo 2, etc.

Es necesario sostener nuestra tarea:

Porque CONIN es una red de franquicia solidaria para el tratamiento de la desnutrición infantil que trabaja en nuestro país desde 1993 en Mendoza. A lo largo de todos estos años se han fundado 70 centros en todo el país que siguen su metodología en cuanto a la gestión y control. Sin embargo, en el área de financiamiento cada centro debe gestionar sus propios recursos ya que CONIN central no coparticipa sus ingresos con ninguno de sus centros en todo el país.

Este programa se articula con otros 3 que se llevan a cabo casi en forma simultánea: Estimulación, Desarrollo Humano y Social.

Para votar por este proyecto debes ingresar con la Red Social de tu Preferencia. Facebook/Twitter/Linkedin

Compartí para dar a conocer este proyecto.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *